Reto 7. Ministerios escolapios compartidos

La comunidad es para la misión, al igual que la Iglesia, la Orden y la misma Fraternidad. La convocatoria a vivir como hermanos e hijos es fundamental, pero está siempre al servicio de la misión de transmitir la Buena Nueva y crear el Reino de Dios en medio de nuestro mundo.
La forma concreta que tenemos para ello los escolapios es llevar adelante la misión escolapia, nuestro ministerio específico.
El ministerio escolapio es educativo, evangelizador y transformador.
Conviene que destaquemos a algunas personas para que asuman con más fuerza estos ministerios. Los religiosos ya lo hacen, la mayoría con el ministerio presbiteral y todos con los ministerios escolapios de la educación y atención a los pobres. También es posible, y muy real ya, en la Fraternidad con encomiendas ministeriales a laicos y laicas concretas.
Invitar a hermanos y hermanas de la Fraternidad a asumir el ministerio laico de pastoral, el ministerio de la educación cristiana o el ministerio de la transformación social es un paso que la Fraternidad, junto con la Demarcación, han de plantearse para seguir creciendo en la calidad y cantidad de la misión escolapia y para crecer como comunidad ministerial.

Recordamos los diez retos que estamos abordando y que trabajaremos a fondo en la I Asamblea de la Fraternidad General en Peralta en julio de 2014

PARA LA PERVIVENCIA Y FORTALECIMIENTO
1.Claridad en la identidad y funcionamiento de la Fraternidad y sus miembros.
2.Lugar real en la Demarcación donde compartir espiritualidad, vida y misión
3.Participación adecuada de los religiosos en la Fraternidad
4.Flujo de nuevas incorporaciones
5.Participación en la Fraternidad local, demarcacional y general.

 

PARA AVANZAR MÁS JUNTO CON LA DEMARCACIÓN ESCOLAPIA Y LA ORDEN
6.Impulso de la diversidad vocacional
7.Ministerios escolapios de forma compartida entre la Demarcación y Fraternidad
8.Modelo de presencia escolapia de todos los ámbitos en un proyecto compartido
9.Movimiento Calasanz
10.Plantear la participación en Itaka – Escolapios.

Dejar un comentario

nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

sitio web