Catástrofe humana en Siria

Las historias de vida de las personas que están sufriendo las consecuencias de la guerra civil que azota a Siria, desde hace más de dos años, son dramáticas. Los datos dan muestra del desastre: más de 100.000 muertos, casi 7 millones de personas necesitan ayuda en el país y 4 millones han debido abandonar sus hogares.

Cada día salen de Siria alrededor de 6.000 refugiados. Así, los refugiados sirios constituyen el 10% de la población de Jordania. El alto comisario de Naciones Unidas para los refugiados, Antonio Guterres, ha manifestado que no se veía “un número tan aterrador” de personas desplazadas desde el genocidio de 1994 en Ruanda.

Unicef, por su parte, alerta que el conflicto de Siria es una de las crisis más graves que afecta a la infancia en todo el mundo y una de las guerras “más brutales de los que el mundo ha sido testigo en las últimas décadas”. Toda una generación de niños y niñas está en riesgo en el país sufriendo la violencia, el desplazamiento a gran escala y la escasez de recursos básicos.

El problema de la ayuda humanitaria a Siria no está resuelto ya que los gobiernos no han cumplido más que un tercio de los objetivos fijados por la ONU y las organizaciones humanitarias no han recaudado tanto como se podría esperar. La gente es más generosa ante las catástrofes naturales que ante conflictos armados.

Dejar un comentario

nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

sitio web