UN NUEVO PENTECOSTÉS ESCOLAPIO

Con este término, “nuevo Pentecostés escolapio”, el Papa Francisco animaba a todas las personas que asumimos el sueño de Calasanz a vivir este año jubilar con especial intensidad, pidiendo al Espíritu que nos siga guiando, descubriendo los signos de su presencia en la parcela de Iglesia y mundo que nos toca, creciendo en disponibilidad y corresponsabilidad en la misión escolapia, ahondando en la Fraternidad a la que somos llamados.

¡Precioso año jubilar nuevo!

Dejar un comentario

nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

sitio web