FIESTA DEL LAICADO ESCOLAPIO EN POLONIA

Del 27 al 29 de octubre se celebró en Licheń el quinto encuentro del laicado escolapio bajo el lema: Anunciar, educar, transformar. Participaron 160 representantes de las obras escolapias: escuelas, parroquias, centros de educación no formal, centros de cultura Calasanz de las siguientes localidades de la Provincia de Polonia: Bolesławiec, Jelenia Góra, Łowicz, Katowice, Poznań, Elbląg, Bolszewo, Warszawa, Kraków, Rzeszów. También estuvieron presentes los representantes de la localidad Szczuczyn (Bielorusia).

Izabela Zwierzyńska y el P. Sławomir Dziadkiewicz, Sch.P., miembros del secretariado del Laicado Escolapio dieron la bienvenida a todos nosotros reunidos en Licheń y nos introdujeron en la idea del encuentro cuyo objetivo era dar las gracias a Dios por los 400 años de la fundación de la Orden de las Escuelas Pías y los 250 años de la canonización de José de Calasanz. Nos hicimos la idea de la realidad escolapia en diversas obras escolapias que hay dentro de la Provincia de Polonia.

El encuentro fue llevado en un ambiente de reflexión y de algunos momentos de compartir experiencias tanto por los religiosos escolapios como por los laicos presentes en Licheń al más puro estilo de Calasanz, lo que nos enriqueció mucho. Igualmente las celebraciones litúrgicas y momentos de oraciones como la Liturgia de las Horas o la Corona de las doce estrellas ayudaron a fortalecer la dinámica del encuentro. La dinámica de las ponencias, cuya temática giraba en torno al lema del Año Jubilar, quiso acoger la realidad en la que vivimos.

El P. Sławomir Dziadkiewicz, Sch. P., nos familiarizó con el tema: La espiritualidad de San José de Calasanz para un religioso escolapio y para un laico.
En cambio, el P. Piotr Różański, Sch. P., en su ponencia titulada Anunciar destacó la importancia de ser sincero y auténtico en la vida personal y profesional para poder llegar a ser un ejemplo a seguir para nuestros alumnos.
La pauta de la ponencia del P. Tomasz Abramowicz Sch.P., titulada Transformar fue proporcionada por una encuesta llevada a cabo entre los jóvenes (Los jóvenes 2017) y algunas cartas publicadas con el motivo del Año Jubilar Escolapio.
También tuvimos la oportunidad de presenciar la ponencia del P. Wojciech Wojda, Sch.P., quien hizo hincapié en la importancia de Educar en diversos contextos.

El encuentro fue una excelente ocasión para hacer a los allí reunidos pensar en su vocación.
Durante el encuentro también se nos presentó la oportunidad de visitar a la Basílica Menor de Licheń, a la iglesia de Santa Dorotea y a la milagrosa fuente de las apariciones. Conocimos también la historia de las apariciones de la Virgen María en el bosque Grąbliński ubicado a dos kilómetros de Licheń.

Además, los nuevos miembros de la Fraternidad de las Escuelas Pías de Elbląg hicieron su promesa. Otros miembros de las Fraternidades de las Escuelas Pías de Elbląg y Kraków renovaron su promesa. Los religiosos escolapios, en cambio, hicieron la renovación de sus votos.

Se celebraron diversos actos de variada índole. Tampoco faltaron actividades lúdicas, como El baile de los santos. Fue una magnífica ocasión de presentar a varios santos y estrechar lazos entre los participantes del encuentro.

La misa de acción de gracias que celebramos el domingo fue presidida por el P. Józef Matras, Provincial de Polonia. En su homilía se centró en el lema del Año Jubilar Anunciar, educar, transformar y en la figura del nuevo santo escolapio- Faustino Míguez.

El encuentro del laicado escolapio es una buena ocasión de galardonar a los laicos muy comprometidos con la misión escolapia que se entregan de manera especial a ella.

Ese encuentro lo vivimos en medio de profunda alegría y sincero júbilo, en un ambiente de calidez y risas.

Dejar un comentario

nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

sitio web