LA FRATERNIDAD SE SIENTE HOY MÁS HIJA Y HERMANA

Cuando llega la Navidad y el Dios todopoderoso se hace Niño todonecesitado que se pone en nuestras manos con una pregunta: “¿Me cuidas?, ¿Me dejas un sitio en tu posada?”

Entonces los que vivimos la Fraternidad descubrimos que tenemos al hermano en ese niño que nos necesita y descubrimos al Padre del Cielo que nos hace el encargo de descubrirnos hijos de Dios y hemanos de todos los humanos.

La Fraternidad Escolapia hoy se siente más hija y hermana, más feliz por saber el amor que nos tienes Dios y por la responsabilidad que pone en nuestras manos.

¡Feliz Navidad!

Dejar un comentario

nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

sitio web