ESCUDO DE MONSEÑOR CARLOS, explicado por él

El Escudo: simboliza una defensa, no tanto de sí mismo como de los que uno defiende. En el caso del Obispo, se trata de velar por la Iglesia local y defender el rebaño que Dios le ha confiado.

Color azul es símbolo de verdad, caridad, justicia y lealtad. Referencia a lo celestial: “Si han, pues, resucitado con Cristo, busquen las cosas de arriba donde está Cristo sentado a la derecha del Padre” (Colosenses 3, 1).

El Báculo: Símbolo del oficio de Buen Pastor, de Buen Maestro, que guarda y acompaña con solicitud al rebaño que le fue confiado por el Espíritu Santo.

En el centro el Cristo de la Concordia de Cochabamba: representa la protección del Cristo de la Concordia sobre la Ciudad, el Departamento de Cochabamba, y la hospitalidad de sus habitantes.

Escudo de la Orden de las Escuelas Pías:Mi identidad como Escolapio. La devoción a la Virgen María fue un rasgo importante en la vida de San José de Calasanz, que transmitió a las Escuelas Pías. A la Orden le dio por título:“Clérigos regulares pobres de la Madre de Dios de las Escuelas Pías”. La lectura completa del escudo sería: “María, Reina de cielo y tierra, Madre de Dios”.

El Trigo, la Tuna y la Ulala: Expresan lo que significa para mí la Tierra Anzaldina, su Pueblo, su Geografía, su Historia…me hicieron sentir y ser un anzaldino más, un Phiri maleta, como cariñosamente se les conoce. Recordando a Mons. Romero, Anzaldo me enseñó a leer el Evangelio, me enseñó a Evangelizar y ser Evangelizado. Me enseñaron a crecer como cristiano y como católico, como sacerdote, como religioso escolapio, como educador.

El Trigo: Al Municipio de Anzaldo el trigo lo identifica, como uno de sus principales cultivos. El significado bíblico de trigo es la representación del fruto de la buena semilla en el reino del Señor. El cultivo del trigo nada tiene de espontáneo. Cuanto más se esmera uno, más produce. Requiere programar las cosechas, seleccionar las semillas y las tierras, labrarlas, proteger los cultivos de los elementos naturales, quitar las “malas hierbas”. Parece transmitir un sentido moral a la labor humana, transcendiendo incluso el aspecto físico hacia valores espirituales. Después de cosechar el trigo, todavía se tiene que seleccionar los granos, hacer harina y transformar ésta en pan, o estos granos, en Phiri, o demás alimentos. El Phiri, alimento que da identidad a los Anzaldinos, al compartirlo en los viajes, hasta ganarse el nombre de Phiri maletas. En cuanto al pan, siguiendo la tradición de las antiguas religiones, se convierte en el símbolo del don supremo de Dios al hombre: la Vida eterna (Jonás 6), el Cuerpo de Cristo en la Eucaristía. Por el Pan de Vida alcanzamos el culmen de la comunión entre los hombres, con la naturaleza, el Cosmos, para la gloria del Padre, al que estamos unidos por el Cristo, en el Espíritu Santo.

La Tuna: Abunda en todo el Municipio de Anzaldo y sus alrededores. Los expertos en la producción de tunas califican a esta planta como “una bendición de Dios” y una excelente opción para encarar los problemas generados por el cambio climático, pues no es exigente en suelos ni requiere de mucha agua.

La Ulala: Flor que nace en un tipo de cactus muy común en el Valle Alto cochabambino, en Anzaldo. El Valle Alto, al que pertenece Anzaldo, ha sido para mí muy importante como Vicaría Foránea en donde compartí mi Vida, mi Fe, mi esperanza y Amor Fraterno, mi ser Iglesia, mi ser Sacerdote, mi ser Discípulo-Misionero

El arco de las ruinas de la capilla de la Divina Pastora de Carora, mi ciudad natal:constituye un genuino icono identificativo del municipio Torres, de Carora, que simboliza un segmento de su identidad patrimonial y de cómo la Iglesia en Carora, pese a las adversidades, sigue de pie. Expresa mi origen caroreño, mi ser Iglesia Católica.

El Lema “SER PARA LOS DEMÁS”:  Quiero que mi ministerio episcopal sea una entrega del don más preciado, mi vida para los demás, buscando siempre vivir en la humildad para beneficio del otro. Quiero hacer de mi vida, un don para los demás. Brota de mi corazón la Oración: ¡Señor, ayúdame a «ser» para los demás como lo eres Tú con nosotros!

Ser para los demás es “sentir con la Iglesia”, es escuchar a los demás, es vivir una Espiritualidad de Discernimiento, es ser contemplativo en la acción y en la relación, es tomar en serio los bienes y riquezas personales y de la creaciónes ver la creación como dones que Dios le dio al hombre, sacando provecho de aquellos que pueden ayudar en la existencia del hombre y de los demás hombres. En ese sentido, es la utilización de los talentos personales no en beneficio propio, pero sobre todo de los demás.

P. Carlos Curiel Sch. P.

CARLOS, PRÓXIMAMENTE OBISPO EN COCHABAMBA

El próximo 19 de marzo será ordenado Obispo Auxiliar de Cochabamba el P. Carlos Curiel. Presentamos ahora su perfil.

El reverendo padre Carlos Enrique Curiel Herrera, Sch. P., nació el 4 de julio de 1960 en Carora, Estado Lara, Venezuela. Antes de ingresar al Seminario, de 1978 a 1985, estudió Medicina y Cirugía en la Universidad de Los Andes en Mérida (Venezuela), con un posgrado en Anestesiología y ha ejercido la profesión médica durante algunos años. Ingresó en la Orden de los Padres Escolapios y completó sus estudios teológicos en el Instituto de Teología para los Religiosos en Caracas (1991-1996). Hizo la profesión religiosa el 2 de agosto de 1993 y recibió la ordenación sacerdotal el 12 de diciembre de 1997.

Dentro de su Orden ha ocupado los siguientes cargos: Director del Colegio San José de Calasanz en Valencia, Venezuela (1998-2003); Rector de la Comunidad de los Padres Escolapios Mons. Salvador Montes de Oca en Valencia, Venezuela (2000-2003); capellán de los Centros Penitenciarios de Menores en Valencia, Venezuela (2002-2004); maestro y Rector de la Casa de Formación Escolapia en la viceprovincia de Venezuela (2004-2006); asistente viceprovincial de la Viceprovincia de Venezuela (2004-2011); director de la Unidad Educativa, Mons. Oscar Arnulfo Romero y vicario parroquial de San Lorenzo en Barquisimeto, Venezuela (2006-2008); Presidente de la Casa de los Padres Escolapios San José de Calasanz en Barquisimeto, Venezuela (2006-2007).

Cuando se trasladó a Bolivia desempeñó los siguientes cargos: párroco de Apóstol Santiago en Anzaldo, en la archidiócesis de Cochabamba (2008-2017); Rector de la Comunidad de los Padres Escolapios Virgen de las Escuelas Pías en Anzaldo (2009-2010 y 2013-2017); consultor del vicario superior de los Padres Escolapios, Vicariato de Bolivia (2011-2013); asistente de la Viceprovincia de Brasil-Bolivia (desde 2015).

Desde 2017 es vicario general de la archidiócesis de Cochabamba.

P. IÑAKI ALBERDI, UN ESCOLAPIO ENTREGADO

La revista Ephemerides de la Orden recoge la consueta de la vida y obra del P. Iñaki Alberdi.

Presentamos aquí ese artículo que narra brevemente esta vida plenamente escolapia entregada a los niños, jóvenes y adultos a lo largo de su vida.

La encontramos en http://www.escolapios21.org/wp-content/uploads/2019/03/Consueta-Iñaki-Ephemerides_2018_10_Interior_web.pdf

ORDENACIÓN EPISCOPAL DEL P. CARLOS CURIEL

La Orden de las Escuelas Pías, la Fraternidad Escolapia, el conjunto de la Familia Calasancia y, de modo especial, la Provincia de Brasil-Bolivia,

Comparten su alegría y acción de gracias a Dios por la ordenación episcopal de S.E.R. Carlos CURIEL HERRERA Sch.P., nombrado Obispo Auxiliar de Cochabamba por Su Santidad el Papa Francisco.

La ordenación episcopal tendrá lugar el día 19 de marzo a las 18’00, en la Catedral de Cochabamba, y será presidida por S.E.R. Mons. Óscar Aparicio, Arzobispo de Cochabamba.

Invitamos a todos a orar intensamente por el ministerio episcopal que asume el P. Carlos Curiel, para que todo sea para Gloria de Dios y Utilidad del Prójimo.

REUNIÓN DEL PATRONATO DE ITAKA – ESCOLAPIOS

El viernes 22 de febrero se celebró una nueva reunión del Patronato de Itaka-Escolapios, que tuvo lugar en Bilbao y contó con la presencia de todos sus miembros. El Patronato es el órgano de gobierno de Itaka-Escolapios, del que forman parte representantes de sus entidades fundadoras: la Orden de las Escuelas Pías y la Fraternidad escolapia.
El viernes 22 de febrero se celebró una nueva reunión del Patronato de Itaka-Escolapios, que tuvo lugar en Bilbao y contó con la presencia de todos sus miembros. El Patronato es el órgano de gobierno de Itaka-Escolapios, del que forman parte representantes de sus entidades fundadoras: la Orden de las Escuelas Pías y la Fraternidad escolapia.

En esta ocasión, la reunión tuvo la singularidad de dar la bienvenida a dos nuevos patronos: el P. Iván Ruiz (Provincial de Betania) y el P. Jesús Elizari (Provincial de Emaús), que se incorporan al Patronato en sustitución de sus antecesores (P. Daniel Hallado y P. Mariano Grassa, respectivamente). Además, Jesús Elizari fue nombrado nuevo Vicepresidente.

Por otra parte, como punto destacado del orden del día, el Patronato aprobó las cuentas anuales del último ejercicio económico (2017-18), que fueron presentadas con el correspondiente informe favorable a cargo de los auditores externos. Estas cuentas anuales son una buena radiografía desde el punto de vista económico de la misión impulsada por Itaka-Escolapios (con un volumen anual cercano a los 4,5 millones de euros, tanto en gastos como ingresos) y de la diversidad de los proyectos compartidos actualmente. La información económica de las cuentas anuales, una vez aprobadas, es presentada a la Orden y la Fraternidad, y también se pone a disposición de todos los interesados a través de la web de la entidad.

Por lo demás, la reunión de Patronato sirvió para hacer repaso del momento actual de Itaka-Escolapios en los diferentes países de la red y abrir un interesante diálogo al respecto. Igualmente, se presentaron y comentaron algunas propuestas y novedades relevantes de los últimos meses.

Finalmente, al terminar la reunión los participantes compartieron la cena con la comunidad escolapia de Mikel Deuna, que nuevamente acogía este encuentro.

Igor Irigoyen Fuentes

Tomado de https://scolopi.org/reunion-del-patronato-de-itaka-escolapios/