26 septiembre, ORAMOS POR LOS JÓVENES ESCOLAPIOS

El P. General nos envía una carta en la que nos pide sumarnos a la oración por los jóvenes que se preparan para responder a la vocación religiosa escolapia (que podemos encontrarla en http://www.escolapios21.org/wp-content/uploads/2018/09/180920-Prot.S.264.2018-jornada-de-oración-jóvenes-escolapios.pdf

Como sabéis, el día 26 de septiembre celebramos en el conjunto de las Escuelas Pías una Jornada de Oración por los jóvenes que se están preparando para vivir su vocación religiosa escolapia. La Congregación General instituyó esta Jornada de Oración en 2012, Año Vocacional Escolapio, en el décimo aniversario del naufragio del buque “Le Joola”, en el que perdieron la vida cinco jóvenes prenovicios senegaleses.
Desde entonces, todos los días 26 de septiembre oramos por los jóvenes escolapios, y enviamos a todas las comunidades la lista completa con sus nombres y la etapa formativa en la que se encuentran. Os invitamos a orar por ellos, con la confianza puesta en Dios, pidiendo al Señor que Él, “que comenzó en cada uno de ellos la obra buena, Él mismo la lleve a término” (Flp 1, 6).

Tenemos el listado  completo con los 44 que han hecho su profesión solemne o han sido ordenados como diáconos o sacerdotes, con los 255 religiosos de votos temporales, los 76 novicios y los 198 aspirantes o prenovicios en http://www.escolapios21.org/wp-content/uploads/2018/09/180920-Prot.S.264.2018-listado-jóvenes-escolapios.pdf

VÍDEO DEL PAPA: LOS JÓVENES DE ÁFRICA

Recemos para que los jóvenes del continente africano tengan acceso a la educación y al trabajo en sus propios países.

Papa Francisco – Septiembre 2018

África es un continente rico, pero la riqueza más grande, más valiosa de África, son los jóvenes.
Ellos deben poder elegir entre dejarse vencer por la dificultad o transformar la dificultad en una oportunidad.
El camino más eficaz para ayudarlos en esta elección es invertir en su educación.
Si un joven no tiene posibilidades de educación, ¿qué podrá hacer en el futuro?
Recemos para que los jóvenes del continente africano tengan acceso a la educación y al trabajo en sus propios países.

CALASANZ, UN “IMPRESCINDIBLE” QUE NOS LLAMA A SERLO TAMBIÉN

Muchas personas pasan por la vida sin dejar apenas huella, mientras otros hacen que la humanidad siga mejorando: descubridores, inventores, quienes ayudan a los demás…

Calasanz fue de los imprescindibles, de los que aportan algo maravilloso: el valor de la educación, de cada niño, de cada persona; la importancia de la educación para todos como camino para la felicidad personal y la construcción de una sociedad mejor.

Hoy también nosotros somos invitados a ser “imprescindibles”, a colaborar en una humanidad mejor siguiendo las huellas de Calasanz, dando respuesta a las necesidades de nuestro entorno, atendiendo a quienes más nos necesitan…

¿Seré de los “prescindibles” o seré “imprescindible”?