Ser escolapio

El carisma escolapio (misión, espiritualidad, vida y organización) está siendo compartido por personas con distintas vocaciones y, por ello, con diferentes formas de participar en las Escuelas Pías:

  1. Los religiosos escolapios son quienes desde la vocación a la vida consagrada, y muchos desde la vocación al ministerio ordenado, dedican su vida entera a la misión escolapia asumiendo plenamente el carisma de Calasanz.
  2. Los hermanos y hermanas de la Fraternidad de las Escuelas Pías, algunos religiosos escolapios y la mayoría laicos, comparten desde su propia vocación el carisma escolapio desde las comunidades a las que pertenecen.
  3. Algunos miembros de la Fraternidad, los escolapios laicos, con su integración carismática y jurídica, pasan a formar parte también de la Orden desde su vocación laical según el estatuto que los define.
  4. Los Equipos de Misión Compartida ofrecen el espacio para compartir la misión escolapia desde la dedicación concreta y también desde el equipo que ayuda a personalizar esta misión y a darle visibilidad.
  5. Muchas personas son colaboradores en las Escuelas Pías con su trabajo, su cariño, su apoyo.
  6. Los niños, jóvenes, adultos, los destinatarios de las obras escolapios son el centro del quehacer y la razón de ser de las Escuelas Pías.

Seis amplias modalidades de participar en la vida, misión, espiritualidad y carisma que comienza con Calasanz y continúa vivo gracias al esfuerzo de todos.

Más información: