Horizontes en Fraternidad

La puesta en marcha de la Fraternidad, además de la propia vivencia compartida de la fe en comunidad, abre un amplio horizonte de posibilidades:

  • la integración carismática y jurídica de los escolapios laicos: Estatuto de Emaús, reflexión y práctica de esta vocación
  • los ministerios escolapios compartidos entre la Orden y la Fraternidad en Emaús, en Betania
  • la diversidad vocacional
  • las posibles iniciativas para seguir avanzando personalmente.
  • la red Itaka – Escolapios como espacio y plataforma también jurídica para compartir vida, misión, organización.
  •  los envíos y encomiendas personales y comunitarios.
  • las comunidades conjuntas de religiosos y laicos.
  • el impulso a la Comunidad Cristiana escolapia.
  • la mayor visualización de la presencia escolapia.
  • el refuerzo en identidad y futuro de la misión.
  • más facilidad para el desarrollo de las demás modalidades de participación en las Escuelas Pías.