Equipos de misión compartida

Son miles las personas colaboradoras en la misión escolapia en los distintos lugares del mundo: profesorado, personas de los colegios y obras, catequistas, monitores, voluntarios,… Su aportación es inmensa y, gracias a ella, es posible llevar cada día adelante las distintas obras escolapias.
Son ya unos cuantos cientos, más de 600, los hermanos y hermanas de las Fraternidades escolapias. Comparten el carisma escolapio, su espiritualidad, vida y misión haciendo todo ello palpable en sus encuentros semanales en la pequeña comunidad, en la Eucaristía, en el trabajo desarrollado. Son muy visibles en el mapa escolapio y totalmente necesarios para hacer presente a Calasanz en nuestro mundo.
Hay también un todavía reducido número de personas que, además de pertenecer a la Fraternidad, han dado el paso a una vinculación también jurídica con la Orden: son los escolapios laicos.
Sin embargo, hay un espacio que denominamos “misión compartida” y que, a pesar de su importancia, no es tan fácilmente definible. Muchas personas cercanas a las Escuelas Pias quieren dar más pasos que la colaboración de cada día, ofrecen su dedicación y disponibilidad y reclaman una mayor implicación escolapia sin llegar a la Fraternidad, pues comparten su fe en otras comunidades o espacios eclesiales.

Más que un lema, una realidad muy presente y viva en Centroamérica y Caribe

Hoy es todo un reto dar carta de ciudadanía a esta modalidad de participación en las Escuelas Pías: los equipos de misión compartida. Hay ya unas cuantas experiencias y hay, sobre todo, mucho camino que recorrer.
El reciente documento del Secretario general nos habla de esta modalidad y nos invita a compatir las experiencias existentes y, sobre todo, a dar pasos para constituir estos equipos de misión compartida donde sea posible.

Este es hoy un gran reto.

Para mover el Movimiento Calasanz

Conb motivo del I Encuentro de América del Movimiento Calasanz, Rubén, desde Costa Rica, preparó un vídeo de presentación de esta iniciativa escolapia.

Lo podemos encontrar en http://www.youtube.com/watch?v=mXuIqz9RnDU

Puede servirnos para poner rostro a esta propuesta de enredarnos todos juntos en este Movimiento Calasanz que ofrece a niños, adolescentes, jóvenes y adultos un itinerario de crecimiento personal, cristiano y escolapio que favorece la vinculación con las Escuelas Pías según la vocación y forma a la que el Señor llama a cada cual.

El Movimiento Calasanz ya marcha

Hay ocasiones en que un acontecimiento irrumpe en la historia y marca un antes y un después: algo así se ha producido estos días en Bogotá.

18 escolapios, religiosos y laicos, de las distintas demarcaciones de América se han encontrado el 27 y 28 de febrero y 1 de marzo para poner las bases del inicio del Movimiento Calasanz en América y en el mundo.

La sintonía en la relación personal y en los planteamientos pastorales, la vivencia del compartir el trabajo de cada demarcación, el descubrimiento de que nos encontramos ante un elemento clave para la revitalización de las Escuelas Pías, la actitud de agradecimiento por este don del Movimiento Calasanz, la conciencia de nuestra responsabilidad para ponerlo ya en marcha, han sido algunos de los elementos que definen estas jornadas.

Hemos descubierto que el Movimiento Calasanz es una pieza que nos ayuda a encajar otras grandes opciones de las Escuelas Pías de hoy: la mentalidad de Orden, el trabajo vocacional, el avance en la integración carismática y la misión compartida, la centralidad de la pastoral de procesos en nuestro ministerio,…

Queda ahora el reto de implicar a cada una de las Demarcaciones, con las personas y órganos que la conforman, para iniciar este Movimiento que lo definimos como opción de las Escuelas Pías para impulsar los proyectos educativos y pastorales, en todas las edades, en clave de cultura vocacional, con ofertas de desembocadura escolapia (especialmente en la vida religiosa y la Fraternidad), en red con las demás demarcaciones.

Gracias por vuestra aportación Javier (USA y Puerto Rico), Emmanuel, Paco, Mauro (México), Javier, Yefry, Adrián, Juan Carlos (Centroamérica y Caribe), Diego, Juan Fernando, Santiago, Marco (Nazaret  de Colombia y Ecuador), Juan Mari, Fernando, Mauricio (Brasil – Bolivia), Pedro (Chile), Guillermo y Javier (del equipo coordinador).

El Movimiento Calasanz avanza en América

Del 27 de febrero al 1 de marzo está teniendo lugar en Bogotá un encuento de responsables escolapios de las distintas Demarcaciones escolapias para seguir dando forma al Movimiento Calasanz y concretar los pasos para ponerlo en marcha en América.

En el encuentro hay responsables de Estados Unidos y Puerto Rico, México, Costa Rica, Nicaragua, República Dominicana, Colombia, Ecuador, Venezuela, Brasil, Bolivia, Chile,…

Se trata de un importante acontecimiento para el impulso de la pastoral en clave de proceso.

Posteriormente irá también llevándose a cabo en otros lugares de la geografía escolapia.

Día del nuevo Emaús en Logroño

El sábado, 13 de febrero, se celebró en Logroño el Día del nuevo Emaús con la participación de más de 130 personas entre religiosos, miembros de las Fraternidades y responsables de los colegios y obras escolapias, así como unos cuantos niños, jóvenes y familias.

Tras las visita para conocer el colegio y la comunidad, de comenzó  una interesante mesa redonda destacando los desafíos que tiene la nueva Provincia:

  • la evangelización, a cargo de D. Juan José, Obispo de Logroño
  • la mentalidad y apuesta por trabajar como red de Escuelas Pías: Mariano Grassa, Provincial de Emaús.
  • el avance como Fraternidad en cada lugar, en cada demarcación y en el ámbito general: Alberto Cantero, del Consejo de la Fraternidad General.
  • la misión compartida en Itaka – Escolapios: Igor Irigoyen, Coordinador General.
  • la vida de nuestras comunidades y el crecimiento personal: Juan Ruiz, Asistente de vida comunitaria y formación permanente.

A continuación se tuvo un momento en pequeño grupos para presentarnos y para comentar brevemente la mesa redonda.

Pasamos después a la Eucaristía, muy bien preparada y animada por los guittaristas del colegio.

Y terminamos con la comida y una interesante sobremesa.

Estupendo día que nos va haciendo sentir cada vez más hermanos.