Papá, quiero ser sacerdote… (Lc 22, 14-20)

Jueves, 23 mayo – 2013 · por · en Evangelio, Nuevo Testamento

Mi hijo mayor pasó una etapa en la que decía que no se iba a casar porque iba a ser escolapio y sacerdote. Yo me planteé muy seriamente esa posibilidad con 23 años. Mi abuelo, de niño, se pidió a los Reyes Magos un altarcito y una estola y una sotanita para jugar a ser cura y decir misa… Que viene de familia, vamos… Ser sacerdote siempre es, y fue, una posibilidad real para aquellos que vivimos la vida desde el servicio y, además, hemos recibido una educación católica y sensible a lo trascendente. Luego, la que es ahora mi mujer se cruzó en mi camino y descubrí mi vocación matrimonial y a una vida en familia que me satisface plenamente. Pero tuve abiertas las puertas al sacerdocio hasta que Dios me dejó entrever que lo mío era otra cosa…

Mi vida ha estado rodeada de sacerdotes y, de casualidad, no me he topado con ninguno que fuera ladrón, pederasta, jugador, sacrílego… (leer con ironía). Me he ido encontrando con sacerdotes maravillosos, cada uno en su manera de ser y de llevar el ministerio. Recuerdo la exigencia de mi confesor en Coruña y cómo, a la vez, yo siempre salía sonriendo del confesionario. Recuerdo los pitillos que se fumaba en clase (¡qué barbaridades se hacían antes!) el escolapio que nos preparó para la Primera Comunión y la importancia que le daba a que nos aprendiéramos de memoria oraciones que, aún hoy, no se me han olvidado. Recuerdo al Mosen que, en un pueblecillo de Barcelona, nos recibía en su rectoría, verano sí verano también, a mi tía y a la familia para darnos de comer, jugar con los niños, compartir su descanso con sus amigos… Recuerdo la atención prestada a las maravillosas homilías de otro, en Coruña, y lo mucho que me construyeron en mis años de adolescencia y juventud. Compruebo cada día la entrega de muchos escolapios que regalan sus 24 horas a los niños, a los jóvenes y a sus familias… que se gastan en su educación, en su futuro… Recuerdo los ratos en el despacho parroquial de Los Rosales programando actividades y pensando las mejores maneras de llevarlas a cabo. Admiro a muchos de los que hoy están a mi lado por su valentía, por su paso firme en un mundo cambiante y tramposo. me encantó “La última cima” y disfruto viendo 13tv…

Si yo fuera joven, me lo plantearía. Me dejaría interpelar por Dios y afrontaría la posibilidad de que Dios me estuviera llamando al sacerdocio, con pasión. Porque ser sacerdote, al final, es vivir una vida apasionante. Ser sacerdote es llevar el abrazo de Jesús en la cruz a todos, al último, a aquel que se ha ido y no sabe cómo volver. Ser sacerdote es dar un paso y otro, y otro más, tras Cristo. Es ser ofrenda total para cada hombre y para cada mujer. Es ser palabra amable y mano tendida cuando ya nada queda, cuando el tornado del pecado se lo ha llevado todo. Es llevar al mundo el mejor PAN y el mejor VINO; ser testigo de la obra de Dios en las personas, acompañar a aquellos que necesitan de esperanza. Es ser palabra y silencio. Es ser mediador entre Dios y el mundo en tantas ocasiones…

Hoy, mi oración se convierte en acción de gracias por todos ellos y en plegaria por su fidelidad. Que el Señor les premie adecuadamente y los conserve en su amor y en su entrega.

Un abrazo fraterno

¿Eres muy rico?

Puedes comprobar en qué lugar estás de la lista de riqueza mundial de forma muy sencilla en esta web Global Rich List. Basta decir en qué lugar vives y qué renta tienes.

No podemos olvidar el gráfico que nos muestra la distribución de la riqueza en el mundo y nuestra situación en él. Es un gran engaño mirar a quien tiene más que nosotros cuando son muchos más quienes tienen menos y nos necesitan.

Luego es cuestión de sacar la evidente consecuencia.

 

Se mueve en Venezuela el Movimiento Calasanz

Fechas importantes:

– el 27 de julio para un encuentro juvenil “En línea con Rio” que se celebrará en el Colegio Calasanz de Valencia norte y consistirá en una tarde y una noche completas de juego, reflexión, oración y conexión con quienes de ustedes estén organizando un evento parecido.

– el 21 de septiembre se convoca a un Congreso del Movimiento Calasanz, todo el sábado, también en Valencia, con el objetivo de concienciar y difundir la idea entre las personas más significativas de cada presencia, y también entre los catequistas.

– el 21 al 24 de junio tendrá lugar el primero de los tres encuentros formativos para desarrollar el Curso Avanzado de pastoral escolapia. Ya tenemos unos cuantos líderes de cada presencia anotados y pre-inscritos.

En el resto de la provincia de Centroamérica y Caribe ya se dio, como saben ese curso en Dominicana, y se va lanzando en varias presencias (hace poco en Managua). También tendrán un encuentro en La Romana con motivo de la JMJ de Rio; ellos lo harán más largo, como de dos-tres días.

Se mueve ya el Movimiento Calasanz

Crece y se renueva la Fraternidad TDH

En la vigilia de Pentecostés hicieron su promesa doce nuevos hermanos y hermanas de la Fraternidad de la Tercera Demarcación de la nueva Provincia de Betania.

Los demás miembros renovaron su promesa.

Tiene especial significado que en la fiesta del Espíritu recibamos el regalo de  nuevos hermanos y renovadas promesas.