Fraternidad y filiación

Cuando nos sentimos y actuamos como hermanos descubrimos que lo somos porque compartimos el mismo Padre.
Cuando nos sentimos y actuamos como hijos del Padre del cielo descubrimos que todas las personas somos hermanas.
Esto intentamos vivir en la Fraternidad escolapia cada día. Esa es nuestra misión.
¡Apasionante!

Balance de solidaridad el Itaka – Escolapios

Hace unas semanas se publicó la memoria reducida del ámbito de la cooperación internacional que se lleva a cabo desde Itaka – Escolapios.
En ella se habla de muchos proyectos, obras y programas que se han llevado a cabo en Bolivia, Brasil, Camerún, Costa Rica, India, Nicaragua, República Dominicana y Venezuela.

Supone una importante cantidad de dinero compartido (1.678.330 euros), conseguidos en los propios países o enviados desde españa.
Y, sobre todo, conlleva una valiosa aportación a la misión escolapia llevada a cabo desde esta plataforma compartida entre la Orden y las Fraternidades escolapias.
Se puede descargar en varios idiomas en http://www.itakaescolapios.org/publicaciones/memorias-itaka-escolapios/
Gracias y enhorabuena a quienes habéis hecho posible esta magnífica labor.

Internado de Cocapata en Bolivia

Dos regalos por Calasanz

Los dos regalos son dos vídeos muy breves de youtube:

1. Un mensaje de niños de Mozambique, de menos de dos minutos, que se ofrecen a ayudarnos:

2. Una canción (cuatro minutos más la explicación posterior) de un curioso grupo que nos recuerda que no somos distintos:

Aunque no citen a Calasanz, veréis que tienen mucho que ver con él y con nuestra misión escolapia.
Feliz día de Calasanz

Dos regalos con motivo de la fiesta de San José de Calasanz

Revitalizar las Escuelas Pías

El gran objetivo escolapio de la actualidad es revitalizar las Escuelas Pías. Fue un lema del último Capítulo General de 2009 y sigue resonando constantemente.
Para esta revitalización se necesita:

  1. Crecer en el “nosotros escolapio” con nuevas vocaciones religiosas escolapias, con una formación inicial y permanente de calidad, con comunidades vivas centradas en Jesús y en la misión. Y también manteniendo abiertas las puertas de las Escuelas Pías a quien quiera colaborar, a la misión compartida, al carisma compartido en Fraternidad, a la integración jurídica en la propia Orden.
  2. Avanzar en nuestra misión escolapia en la labor educativa y pastoral de nuestros centros educativos, en la respuesta a tantas llamadas de nuestro entorno, en los cientos de proyectos sociales y de educación no formal que impulsamos, en nuevas plataformas de misión, en una actitud permanente de convocar a más personas para esta misión tan necesaria.
  3. Configurar las Escuelas Pías de nueva forma, aunando algunas demarcaciones, constituyendo otras nuevas, fundando nuevas presencias, trabajando cada vez más en red, compartiendo recursos humanos y económicos y de conocimiento.

En ello estamos. Hemos de multiplicar vida con nuestra propia vida.