La Opción Zaqueo

El sábado, 10 de noviembre, renovaron su opción Zaqueo 23 hermanos y hermanas de la Fraternidad de Itaka en Bilbao y Vitoria.
Comienza así el tercer año de esta iniciativa que pretende asumir la experiencia de Zaqueo en la propia vida, liberándose del apego a los bienes desde el encuentro con el Señor.
Se trata de un compromiso anual de vivir una serie de actitudes y comportamientos en esta línea y de invitar a quienes lo deseen a sumarse a esta opción o a hacer propio alguno de sus elementos.

Los compromisos que asumen son:

  1. Vivir este compromiso en clave vocacional como respuesta actual a la opción por los pobres, la comunión solidaria con los más necesitados, las bienaventuranzas y la llamada a la construcción del Reino.
  2. Mantener una perspectiva lazarista de la vida (valorar y juzgar el mundo, las medidas políticas, la situación personal, desde la óptica de los más pobres, como Lázaro).
  3. Establecer pautas de consumo responsable y de austeridad, compartidas y revisadas en la pequeña comunidad y/o con las demás personas que han hecho la opción Zaqueo tanto a nivel personal como familiar.
  4. Plantearse una vez al año liberarse de algo que no necesitamos, compartir algo que hasta ahora no hemos podido, modificar alguna actitud concreta sobre los bienes,…
  5. Compartir más que el diezmo con Itaka-Escolapios.
  6. Hacer presupuesto anual de ingresos y gastos, contrastarlo en la Fraternidad y en caso de superávit, donar una cantidad en clave de solidaridad.
  7. Entregar el diezmo de la devolución del IRPF.
  8. Ser socios de la Banca Ética Fiare.
  9. Marcar en la declaración de la renta las casillas destinadas a las obras sociales (Iglesia y otras).
  10. Juntarse alguna vez al año con las personas que hagan este compromiso para hacer seguimiento del mismo e ir desarrollando los aspectos indicados.
  11. Contribuir al crecimiento de todos los miembros de la Fraternidad en estos aspectos de la vida cristiana.

Más información en http://opcionzaqueo.site90.com/

Escolapios laicos… ¡para siempre!

Alberto e Iratxe inician su proceso hacia la promesa definitiva como escolapios laicos, después de tres años de recorrido en esta modalidad de integración carismática y jurídica, además de un itinerario bastante más amplio como miembros de la Fraternidad escolapia de Emaús y antes como alumos y miembros de grupos de pastoral.

Alberto e Iratxe

Forman matrimonio, con dos niños. Alberto es actualmente administrador del colegio de Bilbao e Iratxe trabaja en la Fundación Itaka – Escolapios. Él compartió tres años de su vida con los escolapios de Venezuela en la Obra social Calasanz de Valencia. Ella tiene actualmente la encomienda del ministero laico de pastoral.
A finales de este curso o al comienzo del próximo confiamos en contar con estos dos nuevos escolapios para siempre.

Fraternidad de Venezuela

Las comunidades de vida de las diversas obras de la demarcación de Venezuela después de varios años de reflexión de su propio rol dentro de las obras y del crecimiento en la identidad de la orden sobre el tema de las fraternidades como propuesta de integración carismática, deciden, animadas también por el viceprovincial para ese momento Juan Mari Puig, acelerar el nacimiento de la Fraternidad Escolapia de Venezuela en Octubre de 2009; en un inicio la conformaron dos comunidades, una en Valencia y otra en Caracas con 5 y 7 miembros respectivamente y unos pocos meses después en Carora con un número de 17 miembros en julio de 2010. En lo sucesivo se han hecho incorporaciones a la fraternidad en la comunidad de Caracas de 3 miembros, luego Carora unos 13 miembros adicionales y en Valencia 2 más para dar un total de 47 miembros laicos en la fraternidad demarcacional. Además los religiosos que participan de las reuniones, retiros, asambleas y prácticamente todos los aspectos de la vida de la Fraternidad hacen que el número supere los 60 integrantes.
Entre los aspectos que definen la vida de los miembros de la fraternidad se encuentran: la reunión semanal, la participación en la Eucaristía de la Comunidad Cristiana Escolapia, el aporte del diezmo, la vinculación con el carisma escolapio en las labores profesionales o voluntarias en las obras escolapias en aspectos tanto pastorales como educativos y una activa vida e identidad de Iglesia.
En el futuro se tiene esperanza en que en todas las obras se incorporen más jóvenes y personas adultas a “dar el paso”; es así que en Caracas se sigue motivando a los jóvenes de los grupos de Fe y Vida, en Carora hay una persona en Opción y muchos otros que en los próximos años puedan animarse, en Valencia hay dos grupos de pre-fraternidad: uno de jóvenes con un número de 8 personas y otro de señoras adultas de la parroquia de unas 15 personas, además de los jóvenes y adultos de los diversos grupos de vida de los procesos pastorales. En Barquisimeto existe un grupo de pre-fraternidad que constituiría en un futuro cercano la cuarta obra escolapia venezolana con una comunidad de unos 11 miembros.
De esta forma la propuesta de la Fraternidad Escolapia de Venezuela es de vida de fe adulta y en comunión con la iglesia y la Escuela Pía de Venezuela y el mundo, propone un estilo de vida comunitario y de compromiso por el más necesitado desde el carisma escolapio, aunque cabe destacar que dentro de la fraternidad hay profesionales en muchas áreas no sólo la educativa. Está al servicio de la Iglesia especialmente en las presencias escolapias de la demarcación de Venezuela.

(Abril 2012)

Retiro con Miguel Ángel Asiain