P. Alejandro… ¡hasta luego!

El 7 de febrero ha fallecido en Zaragoza nuestro hermano P. Alejandro López Ramos.

Tenía 82 años de edad y llevaba 58 años de profesión religiosa escolapia. Pertenecía a la comunidad Virgen de las Escuelas Pías en la Residencia Betania.

Desde su silla de ruedas seguía con corazón joven participando en la vida de la Provincia, en la vida de la Fraternidad y en la atención a los innumerables exalumnos.

Damos gracias a Dios por haber bendecido a la Iglesia y a las Escuelas Pías con la persona de nuestro querido hermano Alejandro, con su vida tan entregada a los demás y siguiendo a Jesús. Seguimos orando al Señor para que ya haya sido realidad la esperanza que siempre tuvo: su encuentro definitivo.

Reto 3. Participación adecuada de los religiosos

Un aspecto fundamental para la vida y desarrollo de la Fraternidad tiene mucho que ver con el acierto en la participación de los religiosos en ella.
Buena parte de los religiosos han sido acompañantes de los laicos que se han ido incorporando a la Fraternidad. La mayoría tienen son sacerdotes, por lo que tienen encomendado el ministerio de pastoral. Tienen una formación y una experiencia comunitaria importante. Estos rasgos confieren a los religiosos un importante papel en la Fraternidad y han de prestar el servicio de compartirlos.
Y, a la vez, los religiosos han de participar como los demás miembros, más como hermanos que como padres, cuidando de no asumir el protagonismo ni la prevalencia en las decisiones que haya que ir tomando, estando alerta para participar de la misma forma que los demás. La característica de toda comunidad, y por ello también de la Fraternidad, es resaltar la identidad de cada miembro como hijo de Dios y como hermano de los demás. Sólo uno es Padre, sólo uno es el Señor.
Saber compaginar la igualdad de los hermanos con la diversidad vocacional y ministerial es otro gran desafío de la Fraternidad. Y no siempre es fácil, porque es, como la vidaa misma, un delicado equilibrio.

De forma análoga a la igualdad y la justicia, la diversidad vocacional y ministerial está al servicio de la Fraternidad

Recordamos los diez retos que estamos abordando y que trabajaremos a fondo en la I Asamblea de la Fraternidad General en Peralta en julio de 2014

PARA LA PERVIVENCIA Y FORTALECIMIENTO
1.Claridad en la identidad y funcionamiento de la Fraternidad y sus miembros.
2.Lugar real en la Demarcación donde compartir espiritualidad, vida y misión
3.Participación adecuada de los religiosos en la Fraternidad
4.Flujo de nuevas incorporaciones
5.Participación en la Fraternidad local, demarcacional y general.

PARA AVANZAR MÁS JUNTO CON LA DEMARCACIÓN ESCOLAPIA Y LA ORDEN
6.Impulso de la diversidad vocacional
7.Ministerios escolapios de forma compartida entre la Demarcación y Fraternidad
8.Modelo de presencia escolapia de todos los ámbitos en un proyecto compartido
9.Movimiento Calasanz
10.Plantear la participación en Itaka – Escolapios.

La Fraternidad con los religiosos de 65-75 años

Entre los días 11 y 25 de noviembre se está celebrando en Roma un encuentro de religiosos escolapios de todo el mundo con edades comprendidas entre los 65 y los 75 años.

Participantes en el curso

El jueves 22 por la tarde estuvieron trabajando el tema del Laicado Escolapio de la mano de 3 miembros de la Fraternidad de las Escuelas Pías: Patxi Ilarraz (Fraternidad de Lurberri, en Emaús), Paco Jarauta (Fraternidad Betania, en Aragón) y Guillermo Gómez (Fraternidad de la Tercera Demarcación, en Betania).

Cada uno de ellos realizó una primera intervención de 30′ en torno a los siguientes puntos:
a. Experiencia vocacional escolapia
b. Realidad de la Fraternidad a la que se pertenece
c. Dinámica de impulso del Laicado Escolapio en la Provincia
d. Qué se espera de la Orden

Después de un breve descanso, los participantes en el encuentro entablaron un rico diálogo con Patxi, Paco y Guillermo que dejó de manifiesto el buen grado de inquietud, implicación y sintonía de los religiosos de esta franja de edad con el Proyecto Institucional del Laicado en general y con la realidad de las Fraternidades en particular.

Patxi, Paco y Guillermo en la exposición