Reto 8. Un proyecto compartido

La Provincia y la Fraternidad, si caminan profundamente juntas, hacen avanzar mucho la misión escolapia en cada lugar y ellas mismas se enriquecen en la necesaria revitalización espiritual y comunitaria.
Una importante ayuda para este caminar conjunto será el orientarse de forma conjunta con un proyecto compartido que incluya la globalidad de la presencia escolapia en cada lugar y en la propia demarcación.
Si conseguimos un proyecto de presencia escolapia en cada lugar que indique las líneas fundamentales de actuación y lo acompañamos por un equipo de presencia también compartido que lo vaya dirigiendo habremos dado un paso de gigante para el impulso de la misión escolapia y para el crecimiento de la Provincia y de la Fraternidad.
El desafío ahora es llegar a elaborar y compartir estas líneas clave en un proyecto compartido.

La vida y la misión se apoyan mutuamente, al igual que la comunidad y la misión o la Provincia y la Fraternidad

Recordamos los diez retos que estamos abordando y que trabajaremos a fondo en la I Asamblea de la Fraternidad General en Peralta en julio de 2014

PARA LA PERVIVENCIA Y FORTALECIMIENTO
1.Claridad en la identidad y funcionamiento de la Fraternidad y sus miembros.
2.Lugar real en la Demarcación donde compartir espiritualidad, vida y misión
3.Participación adecuada de los religiosos en la Fraternidad
4.Flujo de nuevas incorporaciones
5.Participación en la Fraternidad local, demarcacional y general.

 

PARA AVANZAR MÁS JUNTO CON LA DEMARCACIÓN ESCOLAPIA Y LA ORDEN
6.Impulso de la diversidad vocacional
7.Ministerios escolapios de forma compartida entre la Demarcación y Fraternidad
8.Modelo de presencia escolapia de todos los ámbitos en un proyecto compartido
9.Movimiento Calasanz
10.Plantear la participación en Itaka – Escolapios.

Dejar un comentario

nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

sitio web