Informe sobre desarrollo humano 2013 (PNUD)

El 11 de abril de 2013 se presentó el “Informe anual sobre Desarrollo Humano 2013″ elaborado por el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo).

El título de este año es “El ascenso del Sur”, que no se debe al seguimiento de “recomendaciones políticas”, sino a la implantación de políticas “pragmáticas” como respuesta a situaciones locales.

Todos los países han mejorado su IDH (Índice de Desarrollo Humano), sobre todo quienes lo tenían más bajo de modo que podemos afirmar que hoy el mundo es más equitativo, a pesar de las grandes desigualdades que persisten. Se ha avanzado en salud pública, educación, transporte, telecomunicaciones y participación cívica.

Sin embargo, el “ascenso del Sur” no es igual en todos los países: los 49 menos desarrollados van mucho más lentos.

A pesar de todo esto, el Informe subraya “la necesidad de garantizar la plena incorporación de cuestiones relacionadas con la igualdad de oportunidades, la sostenibilidad del medio ambiente, la participación de la sociedad civil, el crecimiento demográfico… Es urgente generar empleo a gran escala so pena de que crezca el malestar social y las revueltas.

Aunque la reducción de la pobreza a la mistad (el 1º de los Objetivos del Milenio) se ha conseguido ya tres años antes de la fecha límite (2015), sin embargo todavía hay alrededor de 1,57 mil millones de personas (más del 30 % de la población de los 104 países analizados en el Informe) que viven en condiciones de pobreza multidimensional.

La preocupación sobre el futuro también se manifiesta en el Norte, donde el bajo crecimiento económico, las altas tasas de desempleo y las medidas de austeridad amenazan los altos niveles de desarrollo humano.

Prioridades para una nueva era

1)       El aumento de la fortaleza económica del Sur debe estar acompañado por un serio compromiso por el desarrollo humano: invertir en salud, educación y bienestar social.

2)       Los países menos desarrollados pueden aprender y beneficiarse del éxito de las economías emergentes del Sur.

3)       Se necesitan instituciones nuevas que promuevan el comercio y la inversión y aceleren el intercambio de experiencias entre los países del Sur. No bastan las instituciones nacidas del Bretton Woods (Banco Mundial, FMI, etc.). Han quedado obsoletas.

4)       Se necesita una mayor representación del Sur y de la sociedad civil en las instituciones internacionales.

5)       El ascenso del Sur supone nuevas oportunidades para alcanzar un mayor suministro de bienes públicos y atender a problemas que requieren soluciones a nivel mundial, no sólo regional (cambio climático, terrorismo, proliferación nuclear…).

Podemos acceder al informe en http://www.undp.org/content/undp/es/home/librarypage/hdr/human-development-report-2013/

Dejar un comentario

nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

sitio web