Más de 50 colegios escolapios unidos en la solidaridad

La Campaña de solidaridad, organizada por Itaka – Escolapios, está uniendo a más de 50 colegios de diversos países del mundo en la tarea solidaria de colaborar con escuelas primarias escolapias que necesitan ese apoyo.

En noviembre comenzaron algunos colegios sus campañas y todavía algunos se irán sumando en las semanas que faltan para acabar el curso. Unos centros están colaborando con senibilización y aportaciones económicas, otros con la comunicación de sus necesidades, todos en la construcción de un mundo donde no quede ningún niñoñ ni niña sin educación.

Mñas información en http://www.itakaescolapios.org/campanas/ y el vídeo de presentación en http://www.youtube.com/watch?v=_e5k3i6lNR8

Calasanz, un retrato antiguo y nuevo

Estamos a un año de celebrar en la Orden un Congreso Internacional de Espiritualidad Calasancia, iniciativa del Secretariado Calasancio, con el apoyo de la Congregación General y de muchos escolapios, para gloria de Dios y servicio de los pequeños.

Con la intención de prepararnos para este congreso, no sólo con escritos académicos y de investigación, sino -sobre todo- con el alma y el corazón (para que este evento sea un verdadero regalo de Dios y una gracia del Espíritu), el Secretariado Calasancio preparará durante los próximos meses, estas sencillas “páginas” de espiritualidad calasancia para orar, reflexionar, celebrar y compartir en comunidad el día 25 de cada mes.

MIRAR A CALASANZ

Cierra los ojos un momento, y piensa cómo es el rostro de Calasanz que viene a tu imaginación. Puedes, también, preguntarte qué valores y actitudes de san José de Calasanz se reflejan en ese rostro que te imaginas.

Ahora escucha esta narración:

Calasanz nunca permitió que le hicieran un retrato, por más que entonces fuera corriente posar delante de los pintores. Se pensaron en estratagemas, que siempre acabaron mal. Únicamente el obispo de Malta, Mr. Miguel de Balaguer, amigo suyo, logró, unos pocos años antes de su muerte, en 1644, llevarlo a comer a su casa. Colocó a un excelente pintor detrás de unas cortinas quien, observándolo durante la comida, obtuvo un diseño que fue después coloreado con discreto éxito. El mismo sr. Obispo, en carta a Calasanz, escrita en 1646, le decía: “Y le aseguro que yo le vivo mui servidor y todos los días me alegro con ver su retrato que lo tengo mui bueno y he sabido ser buen ladrón y otro tengo que imbiar a su patria”. Este es el retrato más antiguo del santo que se conserva en diferentes copias. El cuadro fue llevado por su autor a la isla de Malta y los padres de San Pantaleón quedaron sin ninguna copia. Hoy día dicho cuadro, después de muchas peripecias, se conserva en la sala de reliquias de San Pantaleón.

En la parte superior del mismo hay una inscripción que reza así: P. José de Calasanz, edad 87 años. Abajo, la firma del autor y la fecha de 1644. El santo tiene frente muy despejada, nariz larga y aguileña, un pequeño bigote y un poco de barba, acaso rubia o plateada; ojos penetrantes, cejas abundantes para su edad, mirada profunda y quizás en ese momento un poco nostálgica. Cara enjuta, mentón alargado aunque no triangular, pómulos salientes y bien marcadas las dos líneas que partiendo de la nariz enmarcan la boca. Un gran bonete cubre su cabeza. Está vestido con una especie de abrigo o capa negra que le tapa el cuello. En la parte inferior asoma una mano que sostiene un rosario.

Es el retrato más auténtico que existe del santo aunque después otros de época más tardía y realizados por personas que no conocieron al santo, se hayan multiplicado con más profusión que no el que se pintó en 1644. (M.A.Asiain, “La experiencia cristiana de Calasanz”, p.16-17)

LA IMAGEN DE CALASANZ SE DIBUJA EN LAS ESCUELAS PÍAS DE HOY

Hoy, el rostro de Calasanz para los niños y los jóvenes que asisten a las diversas presencias y obras de las Escuelas Pías, es cada uno de los escolapios con los que comparten y se relacionan.

Queremos pedirle al Señor esta gracia para todos los escolapios del mundo:

  • que sepamos ver la imagen actual de Calasanz dibujada en la vida de la Orden,
  • que la imagen de Calasanz y de la vocación escolapia que nació de él se dibuje cada vez más y mejor en los escolapios del siglo XXI.

PARA MAYOR GLORIA DE DIOS Y UTILIDAD DEL PROJIMO