Encíclica del Papa Francisco

VATICANO, 05 Jul. 13 / 07:01 am (ACI/EWTN Noticias).- Esta mañana en el Aula Juan Pablo II en la Sala de Prensa en el Vaticano se presentó la primera encíclica del Papa Francisco titulada “Lumen Fidei” (La luz de la Fe), en la que el Santo Padre resalta la urgencia de «recuperar el carácter luminoso propio de la fe» que es capaz de «iluminar toda la existencia del hombre».

Para descargar la encíclica completa en formato PDF, ingrese a: http://www.aciprensa.com/pdf/lumenfidei.pdf

Para leer la encíclica completa ingrese a: http://www.aciprensa.com/Docum/documento.php?id=520

No me llames extranjero, por Rafael Amor

Conviene escuchar una y mil veces esta canción que nos recuerda que nadie puede ser extranjero en nuestra humanidad: http://www.youtube.com/watch?v=wd1S4QU6qGI

No me llames extranjero, por que haya nacido lejos,
O por que tenga otro nombre la tierra de donde vengo
No me llames extranjero, por que fue distinto el seno
O por que acunó mi infancia otro idioma de los cuentos,
No me llames extranjero si en el amor de una madre,
Tuvimos la misma luz en el canto y en el beso,
Con que nos sueñan iguales las madres contra su pecho.

No me llames extranjero, ni pienses de donde vengo,
Mejor saber donde vamos, adonde nos lleva el tiempo,
No me llames extranjero, por que tu pan y tu fuego,
Calman mi hambre y frío, y me cobije tu techo,
No me llames extranjero tu trigo es como mi trigo
Tu mano como la mía, tu fuego como mi fuego,
Y el hambre no avisa nunca, vive cambiando de dueño.
Y me llamas extranjero por que me trajo un camino,
Por que nací en otro pueblo, por que conozco otros mares,
Y zarpé un día de otro puerto, si siempre quedan iguales en el
Adiós los pañuelos, y las pupilas borrosas de los que dejamos
Lejos, los amigos que nos nombran y son iguales los besos
Y el amor de la que sueña con el día del regreso.
No me llames extranjero, traemos el mismo grito,
El mismo cansancio viejo que viene arrastrando el hombre
Desde el fondo de los tiempos, cuando no existían fronteras,
Antes que vinieran ellos, los que dividen y matan,
Los que roban los que mienten los que venden nuestros sueños,
Los que inventaron un día, esta palabra, extranjero.

No me llames extranjero que es una palabra triste,
Que es una palabra helada huele a olvido y a destierro,
No me llames extranjero mira tu niño y el mío
Como corren de la mano hasta el final del sendero,
No me llames extranjero ellos no saben de idiomas
De límites ni banderas, míralos se van al cielo
Por una risa paloma que los reúne en el vuelo.

No me llames extranjero piensa en tu hermano y el mío
El cuerpo lleno de balas besando de muerte el suelo,
Ellos no eran extranjeros se conocían de siempre
Por la libertad eterna e igual de libres murieron
No me llames extranjero, mírame bien a los ojos,
Mucho más allá del odio, del egoísmo y el miedo,
Y verás que soy un hombre, no puedo ser extranjero.

Cambios en el sacerdocio

Vida Nueva presente este artículo de Olegario González de Cardedal.

OLEGARIO GONZÁLEZ DE CARDEDAL, sacerdote y teólogo, Universidad Pontificia de Salamanca | Los hechos externos han ido condicionando la comprensión y realización del ministerio sacerdotal. Volver la mirada a esos años para discernir, corregir, aprender y prepararnos con gozo ante el futuro es un imperativo sagrado. La Iglesia ha hecho una historia en ese entretiempo y debe conocer lo que otros han pensado y piensan de ella, pero, a su vez, ella debe dar la interpretación de los motivos, medios y fines con que ha actuado.

Una historia no está hecha hasta que no está interpretada. Otros han hecho la historia política, la historia social y la historia cultural de la Iglesia; es decir, de las repercusiones de la Iglesia en esos campos, esto es, en relación con la realidad anterior y exterior a ella misma.

Es momento de hacer desde dentro de la propia fe la historia teológica de las instituciones, de las personalidades, de las ideas y de las acciones que la Iglesia ha realizado en esos cinco decenios. Si no interpreta ella esa historia, se la interpretarán otros y terminarán por introyectarle una comprensión ajena, que a veces es alienadora.

No es verdad que no haya hechos sino solo interpretaciones, pero sí es verdad que un hecho de los hombres no es humano hasta que no conozcamos su interpretación auténtica. También en el orden de la fe y de la Iglesia, del Evangelio y del ministerio sacerdotal. Creer es vivir y pensar, hacer e interpretar. (…)

En estos decenios, nuestro país ha pasado de una forma de vivir, pensar y creer a otra, con ganancia unas veces con pérdida otras, no siempre en continuidad con las anteriores, muchas veces en perplejidad y algunas en clara ruptura.

Hemos vivido cinco transiciones sucesivas:

  • La transición económica (1959: planes de desarrollo, estabilización financiera, inicio de la emigración, primer intento de huelga general programada por el PC, fundación de ETA, reconocimiento internacional de España con la visita de Eisenhower, final de la primacía de la economía rural en el PIB).
  • La transición religiosa (anuncio del Concilio por Juan XXIII, el 25 de enero de 1959, y su celebración de 1962 a 1965).
  • La transición política o constitucional (final del régimen anterior, Constitución de 1978 y comienzo de la democracia).
  • La transición cultural (descolonizaciones, revolución sexual, posmodernidad, final de los valores sólidos, aparición de los politeísmos).
  • La transición moral (consiguiente a la alternancia de los partidos en el poder y pretensión de una cultura de la laicidad radical como forma verdadera de una España moderna, con retorno a la naturaleza, más atrás y más allá de la tradición judeocristiana que habría envenenado el placer derivado de una vida libre, serena y gozosa en el mundo, sin culpa y sin angustia).

Nosotros nos preparamos para el ministerio en los años 1943-1963: inseguridad internacional primero y luego años de autarquía nacional, cerrados sobre el propio mundo hispánico, uniforme y católico, para luego tener que vivir ese ministerio en el medio siglo siguiente tan distinto: abierto como un volcán, alterado, pluralista, cruzado por todas las opiniones y propuestas.

Al volver hoy la mirada a nuestro punto de partida, nos sobrecoge el asombro por la diferencia entre lo que nos guiaba en el comienzo y lo que después nos ha tocado vivir. Sabíamos clara y honestamente a dónde íbamos, pero no sabíamos a dónde éramos llevados. Como Pedro en el evangelio, a quien Jesús le dice: “Otro te ceñirá y te llevará a donde no quieras” (Jn 21, 18). Hemos sido llevados por la historia colectiva, por el prójimo cercano, por Dios. Lo que vemos conjugando las miradas de 1963 (prospectiva) y de 2013 (retrospectiva), todo es parecido y, sin embargo, nada es igual en esas dos miradas: la primera hacia adelante y la segunda hacia atrás.

Cinco decenios: hechos y rasgos fundamentales

En ellos tenemos grandes logros positivos (libertad, justicia, sanidad, acceso general a la cultura, esperanza de vida…) junto a sombras, que tenemos que discernir sin olvidar ni absolutizar tanto aquellas como estas.

Si hablo de decenios, con ello no quiero decir que en este tiempo haya habido cinco ‘generaciones’ diferenciadas por sus ideas y actitudes ante el ministerio sacerdotal. El concepto de generación es más preciso y lleva consigo otras exigencias de duración temporal y orientación ideológica, de personalidades significativas y expresivas de una línea de pensamiento, vida y acción.

  • 1. 1960-1970. ¿De dónde veníamos: con que bagaje de amor, inteligencia y manos?
  • 2. 1970-1980. El estallido de todo lo evidente, de los modos de vida y de las instituciones.
  • 3. 1980-1990. Las lecturas verticales y horizontales del cristianismo.
  • 4. 1990-2000. Dos vuelcos políticos en el mundo.
  • 5. 2000-2010. Agotamiento de las miradas al pasado como determinante de la acción.

En el nº 2.855 de Vida Nueva. Del 6 al 12 de julio de 2013

Campamentos desde Granada

El 30 de junio dan inicio las actividades de verano para los grupos del Centro Juvenil Calasanz de Itaka – Escolapios.

  • Aventureros 1  (5ºPrimaria):  Campamento en LA ZUBIA  del 9 al 16 de julio
  • Aventureros 2 (6ºPrimaria): Campamento en LA ZUBIA del 16 al 23 de julio 
  • Artesanos 1 (1ºESO): Campamento en MOLLINA (MÁLAGA) del 16 al 23 de julio
  • Artesanos 2 (2ºESO):  Campamento en TRAYAMAR (MÁLAGA) del 16 al 23 de julio
  • Caminantes 1 (3ºESO): Campamento en ALHAMA DE GRANADA del 9 al 16 de julio
  • Caminantes 2 (4ºESO): Travesía por LA ALPUJARRA del 9 al 16 de julio
  • 1º BACHILLERATO: Campo de Trabajo en ALCAUDETE del 30 junio al 7 de julio
  • 2º BACHILLERATO: Campo de Trabajo en ALMANJÁYAR del 30 de junio al 7 de julio

El Movimiento Calasanz se mueve… ¡mucho!

Ya van llegando las fichas de incorporación de las Demarcaciones escolapias a este todavía naciente Movimiento Calasanz. En ellas se recoge, además del compromiso de la Provincia, la información de las localidades donde se está implantado o se piensa hacerlo en breve, así como el número de educadores y miembros que existen en cada uno de ellos.

En la medida en que vayan llegado iremos informado y recogiendo el mapa de este Movimiento Calasanz en la geografía escolapia del mundo.

En estas épocas donde en muchos lugares está teniendo lugar la principal actividad del año (los campamentos, campos de trabajo, experiencias,…) es un buen momento para asentar lo que será el lanzamiento oficial del Movimiento Calasanz hacia septiembre u octubre de este año 2013.