Itaka lan, una iniciativa solidaria en Fraternidad

Una propuesta para movilizar la solidaridad de la Fraternidad con los hermanos y hermanas en situación de desempleo y dificultad económica

Desde principios de 2013, tras una reflexión interna dentro de la Fraternidad de Itaka sobre las situaciones de desempleo y apuro económico que van apareciendo entre nuestra gente por la crisis (que parece pueden ir a más), se propone al equipo del ministerio de la transformación social para analizar el tema y proponer alguna respuesta.

De ahí surge esta iniciativa: generar un fondo de solidaridad interna con las aportaciones económicas de los miembros de la Fraternidad que se encuentren en disposición de compartir una cantidad extra (adicional al diezmo), con el objetivo de crear empleo para personas desempleadas de la Fraternidad.

1. Los aportantes ponen, de forma estable, una cantidad fija para dotar el fondo. La propuesta es de 50 € mensuales durante un año. No obstante, se puede establecer otra cantidad u otra duración del compromiso.

2.  Las contrataciones, desde Itaka – Escolapios, son a media jornada y por seis meses, para necesidades temporales en ella, en la Fraternidad o en otras entidades cercanas de confianza.

3.- La idea es que, en la medida de lo posible, estas contrataciones sean rotativas: pasado el periodo, se contrata a otra persona que lo necesite (la anterior habrá generado derecho a desempleo).

4.- La elección de la persona que se va a contratar corresponde al Consejo local, que puede hacer las consultas que considere oportunas. La concreción del trabajo que realizará y los aspectos laborales se llevarán a cabo desde el equipo de sede de Itaka – Escolapios.

5.- Periódicamente se informará a la Fraternidad del desarrollo de la experiencia, indicando los trabajos desempeñados y la situación económica del fondo de Itaka – lan.

6.- Conviene, a la vez, canalizar una bolsa de empleo, con la información sobre personas que buscan trabajo y posibles ofertas de empleo externas que lleguen a través de los miembros de la Fraternidad. Vemos que esta intermediación puede generar muchas posibilidades y por ello, aunque ya se está haciendo informalmente, conviene aprovecharla más a través de esta vía.

En estos momentos son 43 las personas que contribuyen a este fondo y nos encontramos comenzando el cuarto relevo. Supone una cantidad mayor que la necesaria. Estamos pensando en ampliar la iniciativa a otras Fraternidades.

Dejar un comentario

nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

sitio web