PASIÓN POR LA MISIÓN, al alcance de todos

El libro de Javier Aguirregabiria, «Pasión por la misión», de Ediciones Calasancias e ICCE, 2014, está ya al alcance de quien lo desee en cuatro idiomas (castellano, inglés, francés e italiano; pronto también en polaco) y, además de en papel, en tres formatos: pdf, epub y mobi.

Se facilita así un material muy útil para acercarnos a la misión escolapia, a la forma de entenderla y llevarla a cabo en estos momentos, a las claves fundamentales de futuro… y también a la oración e implicación personal y comunitaria.

Lo podemos encontrar y descargar en:

REFLEXIONANDO SOBRE LOS MINISTERIOS EN LAS ESCUELAS PÍAS

Presentación utilizada en el encuentro de ministerios escolapios, de religiosos y laicos, para seguir profundizando en esta realidad tan rica e importante para la vida y misión de las Escuelas Pías de hoy y del futuro.

La podemos encontrar en http://www.escolapios21.org/wp-content/uploads/2016/03/Ministerios-en-las-Escuelas-Pías.pdf

Pascua 2016: Mi paz os dejo, mi paz os doy

NOTICIAS DE LA CONGREGACIÓN GENERAL

En estos días en los que vivimos con profunda alegría la Buena Noticia de la resurrección del Señor, os escribimos a cuantos formáis parte de las Escuelas Pías y vivís vuestra fe y vuestras búsquedas acompañados por Calasanz. Os deseamos que los frutos de la Pascua, que son frutos de vida, de paz y de amor, sean fecundos entre vosotros, en vuestras comunidades, en vuestra misión.

Celebramos esta Pascua en pleno año de la Misericordia, llamados por el Señor a abrir nuestras puertas a quien nos necesita. Lo hacemos también conscientes de la necesidad de orar por la paz en nuestro mundo, por la paz que procede del Señor y que es la única que puede convertir el dolor y la muerte en vida y reconciliación, porque esa paz no se nos da como la da el mundo, sino al modo de Dios. Esa es la paz que debemos vivir y suplicar.Por eso, junto con nuestra felicitación pascual, os invitamos a orar intensamente en este tiempo de Pascua por la paz en el mundo, para que sepamos responder al desafío de hacer de nuestras sociedades espacios de acogida, de justicia y de perdón. Oremos por quienes sufren más directamente el odio y la sinrazón de la violencia, por quienes no encuentran una mano amiga que les ayude y por quienes son perseguidos a causa de su fe.

Renovemos en este tiempo pascual nuestra apuesta y compromiso por una educación que provoque el surgimiento de muchos misioneros de la paz.

Queridos hermanos y hermanas, ¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!

Que Dios os bendiga a todos.