ESCOLAPIOS 2.1

Con este nombre denominamos nuestra página y las redes vinculadas a ella porque queremos resaltar el nuevo estilo de escolapio que está surgiendo para dar repuesta a la llamada de Dios por medio de las situaciones de nuestro mundo actual.

Queremos ser, somos, un escolapio renovado, para el siglo 21, abriendo nuestra identidad a religiosos y laicos que compartimos desde dos identidades un mismo carisma.

La Vida Consagrada y la Fraternidad, y las demás formas de ser escolapios, son un regalo para tantos niños, jóvenes y adultos que esperan nuestra vida y misión.

AVANZAR CON LA FRATERNIDAD

La vida y misión escolapias tienen una gran oportunidad en la Fraternidad, esa asociación de personas y pequeñas comunidades que asumen el carisma escolapio como la propia vocación.

Cuando nos encontramos en tiempos capitulares donde se van definiendo los equipos y proyectos para los cuatro próximos años es momento de reafirmar nuestro caminar conjunto de religiosos y laicos para seguir respondiendo hoy a las llamadas de Dios a las Escuelas Pías a través de tantas necesidades.

Y la gran oportunidad de la Fraternidad es también un desafío. Desafío para los religiosos que han de ser muy conscientes de que la Fraternidad es también rostro de Calasanz y manos y corazón de las Escuelas Pías. Desafío para la Fraternidad que ha de se seguir dando pasos para asumir esta corresponsabilidad de llevar adelante el sueño de Calasanz.