OPCIÓN ZAQUEO, UNA EXPERIENCIA DE FRATERNIDAD

El 5 de junio de 2010 se puso en marcha en la Fraternidad de Itaka la Opción Zaqueo con el objetivo de impulsar el uso cristiano de los bienes y una mayor solidaridad.

A los largo de estos años han sido varias decenas de personas las que han ido asimilando algunas de las propuestas y en estos momentos se ha plasmado en un escrito más sintético lo que supone:

  1. Vivir este compromiso como una llamada de Dios a profundizar en la opción por los pobres
  • Vivir este compromiso en clave vocacional como respuesta actual a la opción por los pobres, la comunión solidaria con los más necesitados, las bienaventuranzas y la llamada a la construcción del Reino.
  • Mantener una perspectiva lazarista de la vida (valorar y juzgar el mundo, las medidas políticas, la situación personal,… desde la óptica de los más pobres, como Lázaro).
  1. Dar pasos concretos de avance en el estilo de vida solidario y en el compartir comunitario
  • Establecer pautas de consumo responsable y de austeridad, compartidas y revisadas en la pequeña comunidad y/o con las demás personas que han hecho la opción Zaqueo tanto a nivel personal como familiar.
  • Plantearse una vez al año liberarse de algo que no necesitamos, compartir algo que hasta ahora no hemos podido, modificar alguna actitud concreta sobre los bienes,…
  • Compartir más que el diezmo a través de Itaka-Escolapios.
  • Hacer presupuesto anual de ingresos y gastos, contrastarlo en la Fraternidad y en caso de superávit, donar una cantidad en clave de solidaridad.
  • Entregar el diezmo de la devolución del IRPF.
  • Ser socios de Fiare.
  • Marcar en la declaración de la renta las casillas destinadas a las obras sociales (Iglesia y otras).
  1. Y contribuir al crecimiento de todos los miembros de la Fraternidad en el compartir solidario.
  • Juntarse alguna vez al año con las personas que hagan este compromiso para hacer seguimiento del mismo e ir desarrollando los aspectos indicados.
  • Contribuir al crecimiento de todos los miembros de la Fraternidad en estos aspectos de la vida cristiana.

Es una preciosa experiencia para quien la está viviendo y para quienes tienen la suerte de conocerla de cerca y sentirse desafiados a seguir avanzando en el compartir solidario de los bienes.

Dejar un comentario

nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

sitio web