PARA CRECER COMO ESCOLAPIO EN ESTE ADVIENTO

Cada Adviento es una oportunidad de prepararnos para la novedad de encontrarnos con el Señor Jesús donde menos lo esperamos: en un pequeño, en alguien que nos necesita, en nuestra comunidad que nos pide un paso más, en las llamadas que continuamente recibe la Orden para seguir dando respuesta…
Hoy sugiero que busquemos especialmente al Señor en los religiosos que están en otros países y situaciones, en las hermanas y hermanos de la Fraternidad que comparten el carisma de Calasanz, en tantos niños y jóvenes del Movimiento Calasanz, en los proyectos con los más pobres que llevamos desde la Red Itaka – Escolapios.

Dejar un comentario

nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

sitio web