PASIÓN POR LA MISIÓN… Y POR LA FRATERNIDAD

Son inseparables la misión y la fraternidad, porque la misión es siempre de una comunidad y no hay comunidad si su finalidad no es la misión. Jesús inició la comunidad para iniciar la misión, que consiste en ir por todo el mundo anunciando el Evangelio y convocando a la comunidad.

En este tiempo de verano para algunos y de pandemia para todos tenemos la oportunidad de leer o volver a leer estos dos libros que hablan de la pasión por la misión y de la pasión por la fraternidad:

Dejar un comentario

nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

sitio web