Categorías
Escuelas Pías Fraternidades Itaka-Escolapios

17 octubre, DÍA PARA LA ERRADICACIÓN DE LA POBREZA

El 17 de octubre de 1987 más de cien mil personas, convocadas por diversas organizaciones, se congregaron en la plaza del Trocadero, en París, donde en 1948 se había firmado la Declaración Universal de Derechos Humanos, para rendir homenaje a las víctimas de la pobreza extrema, la ignorancia, la violencia y el hambre. Los allí reunidos proclamaron que la pobreza es una violación de los derechos humanos y afirmaron la necesidad de aunar esfuerzos para garantizar su respeto. En 1992 la ONU propuso celebrar en esa fecha el Día Internacional para la erradicación de la pobreza.

En este año 2020, a las cifras de la vergüenza que ya arrastrábamos y que esconden el drama de millones de personas en el Mundo, se añade el efecto provocado por la pandemia del COVID-19, que aunque nos ha afectado a todo el mundo, castiga especialmente a las personas más débiles.

En este contexto, desde Itaka-Escolapios nos sentimos altamente comprometidas y comprometidos en la lucha por la erradicación de la pobreza y la exclusión social. Desde todos los lugares del mundo donde las Escuelas Pías estamos presentes, recibimos la llamada redoblada de miles de personas, especialmente niñas, niños y jóvenes, que siguen clamando por unas condiciones de vida dignas: acceso al agua potable, al alimento, a la vivienda, a una mejor educación, a una suficiente atención sanitaria…

Nuestro primer compromiso es hacer todo el esfuerzo que esté en nuestras manos por mantener y, si es posible, aumentar el alcance de nuestros proyectos. Este compromiso pasa por ser más sensibles y más eficientes, hacer llegar la voz de quienes más sufren a más lugares y suscitar la solidaridad de todas las personas de buena voluntad.

En este Día Internacional para la erradicación de la pobreza, un día antes, además, de la celebración en toda la Iglesia de la Jornada Mundial de las Misiones, desde Itaka-Escolapios queremos hacer nuestra pequeña aportación, llamando a todas las personas de nuestro entorno a participar en los actos organizados en cada pueblo y ciudad, que reclamen el respeto de todos los derechos humanos para todas las personas que sufren la pobreza en cualquiera de sus expresiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando Captcha...