Categorías
Noticias

DE EMAÚS Y BETANIA… PARA BOLIVIA

Está en marcha la experiencia SAL, ese proyecto de Itaka – Escolapios que une países y personas ofreciendo a jóvenes de las etapas de discernimiento y opción del Movimiento Calasanz la posibilidad de formarse y tener un mes de compartir vida, espiritualidad y misión en una presencia escolapia de otro país.

Así lo están haciendo ahora en Anzaldo (Bolivia), Rocío, Helena, Marta y Dani que, tras un año de formación, ahora están viviendo junto con los escolapios esa experiencia, que les ayudará en su proceso personal y que ayuda también en la labor del internado, colegio, parroquia y vida de este lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *