«PRESENCIA ESCOLAPIA» PARA RENOVAR (NOS)

El último Capítulo General, de julio de 2015, dio carta de ciudadanía al «modelo de presencia escolapia», una nueva manera de concebir las Escuelas Pías.

Se trata de situar la vida y la misión escolapia en cada ámbito como un todo, tanto en cada localidad, en cada país, en cada Provincia y en la misma Orden.

Consiste en que en cada uno de estos ámbitos haya un coordinador, un equipo y un proyecto que dé coherencia y dirección a la vida (comunidad religiosa, Fraternidad, misión compartida, colaboradores, Movimiento Calasanz, Comunidad cristiana escolapia…) y a la misión (colegios, parroquias, educación no formal, Itaka – Escolapios, Movimiento Calasanz…).

Cuando funciona todo como un todo, la eficiencia se multiplica, se abren nuevas posibilidades, la capacidad de convocatoria y comunión crecen, la satisfacción y corresponsabilidad de las personas aumenta… Estamos hablando de un factor de renovación del carisma escolapio adecuado a nuestro tiempo.

Más información en http://www.escolapios21.org/presencia/

EL MAPA DE LA ORDEN HOY

Ya está disponible en la web el mapa que recoge todas las localizaciones de las Escuelas Pías en el mundo y muestra la presencia de escolapios en 44 países. El nuevo plano recoge algunas de las fundaciones que están en proceso como Guatemala, Haití, Nigeria o Timor Este. Además, se ha actualizado el número de escuelas, que son ahora 197, así como los estudiantes que acogen nuestras escuelas cuya cifra superan los 131.000.

El mapa está disponible en alta resolución aquí: https://scolopi.org/mapa/

PAPIRO 246… Y COMPROMISO SOCIOPOLÍTICO

NUEVO NÚMERO DE LA REVISTA PAPIRO
El número 246 de Papiro, elaborado por el equipo del Ministerio de Transformación Social, además de la actualidad de las presencias escolapias de Bilbao, Logroño y Vitoria, recoge artículos y recursos para la reflexión, la formación y el diálogo en el ámbito del compromiso sociopolítico. Está disponible en el siguiente enlace: https://www.itakaescolapios.org/wp-content/uploads/2019/06/246-Compromiso-Socio-político-web.pdf

OPCIÓN ZAQUEO, UNA EXPERIENCIA DE FRATERNIDAD

El 5 de junio de 2010 se puso en marcha en la Fraternidad de Itaka la Opción Zaqueo con el objetivo de impulsar el uso cristiano de los bienes y una mayor solidaridad.

A los largo de estos años han sido varias decenas de personas las que han ido asimilando algunas de las propuestas y en estos momentos se ha plasmado en un escrito más sintético lo que supone:

  1. Vivir este compromiso como una llamada de Dios a profundizar en la opción por los pobres
  • Vivir este compromiso en clave vocacional como respuesta actual a la opción por los pobres, la comunión solidaria con los más necesitados, las bienaventuranzas y la llamada a la construcción del Reino.
  • Mantener una perspectiva lazarista de la vida (valorar y juzgar el mundo, las medidas políticas, la situación personal,… desde la óptica de los más pobres, como Lázaro).
  1. Dar pasos concretos de avance en el estilo de vida solidario y en el compartir comunitario
  • Establecer pautas de consumo responsable y de austeridad, compartidas y revisadas en la pequeña comunidad y/o con las demás personas que han hecho la opción Zaqueo tanto a nivel personal como familiar.
  • Plantearse una vez al año liberarse de algo que no necesitamos, compartir algo que hasta ahora no hemos podido, modificar alguna actitud concreta sobre los bienes,…
  • Compartir más que el diezmo a través de Itaka-Escolapios.
  • Hacer presupuesto anual de ingresos y gastos, contrastarlo en la Fraternidad y en caso de superávit, donar una cantidad en clave de solidaridad.
  • Entregar el diezmo de la devolución del IRPF.
  • Ser socios de Fiare.
  • Marcar en la declaración de la renta las casillas destinadas a las obras sociales (Iglesia y otras).
  1. Y contribuir al crecimiento de todos los miembros de la Fraternidad en el compartir solidario.
  • Juntarse alguna vez al año con las personas que hagan este compromiso para hacer seguimiento del mismo e ir desarrollando los aspectos indicados.
  • Contribuir al crecimiento de todos los miembros de la Fraternidad en estos aspectos de la vida cristiana.

Es una preciosa experiencia para quien la está viviendo y para quienes tienen la suerte de conocerla de cerca y sentirse desafiados a seguir avanzando en el compartir solidario de los bienes.