SER ESCOLAPIO

El carisma escolapio (misión, espiritualidad, vida y organización) está siendo compartido por personas con distintas vocaciones y, por ello, con diferentes formas de participar en las Escuelas Pías:
  1. Los religiosos escolapios son quienes desde la vocación a la vida consagrada, y muchos desde la vocación al ministerio ordenado, dedican su vida entera a la misión escolapia asumiendo plenamente el carisma de Calasanz.
  2. Los hermanos y hermanas de la Fraternidad de las Escuelas Pías, algunos religiosos escolapios y la mayoría laicos, comparten desde su propia vocación el carisma escolapio desde las comunidades a las que pertenecen.
  3. Algunos miembros de la Fraternidad, los escolapios laicos, con su integración carismática y jurídica, pasan a formar parte también de la Orden desde su vocación laical según el estatuto que los define.
  4. Los Equipos de Misión Compartida ofrecen el espacio para compartir la misión escolapia desde la dedicación concreta y también desde el equipo que ayuda a personalizar esta misión y a darle visibilidad.
  5. Muchas personas son colaboradores en las Escuelas Pías con su trabajo, su cariño, su apoyo.
  6. Los niños, jóvenes, adultos, los destinatarios de las obras escolapios son el centro del quehacer y la razón de ser de las Escuelas Pías.

Seis amplias modalidades de participar en la vida, misión, espiritualidad y carisma que comienza con Calasanz y continúa vivo gracias al esfuerzo de todos.

Más información en http://www.escolapios21.org/documentos-2/

LA CONGREGACIÓN GENERAL NOS DESEA UNA FELIZ PASCUA

“Vive Cristo, esperanza nuestra. Todo lo que Él toca se hace nuevo y se llena de vida”. Así comienza el Papa Francisco su exhortación apostólica a los jóvenes y al Pueblo de Dios. Queremos hacer nuestras sus palabras, dirigidas especialmente a los jóvenes, y asumirlas como desafío y compromiso escolapio.

Este es el mensaje central de nuestra fe y el anuncio gozoso de la Pascua: Cristo, muerto en la cruz, resucitado para nuestra salvación, vive para siempre y nos llama a la vida plena.

A todos los que formáis parte de esta pequeña parcela de la Iglesia que son las Escuelas Pías, os enviamos este mensaje de felicitación y de alegría compartida. Deseamos que esta Buena Noticia se viva y se recree en todas las comunidades religiosas y de la Fraternidad, en todas las presencias escolapias, en vuestras familias, y en todos los niños y jóvenes por los que trabajamos cada día. ¡Cristo vive, esperanza nuestra!

Celebrar la Pascua nos ayuda a ser conscientes de la fuente de nuestra vocación, de nuestro carisma y de nuestra misión. Las Escuelas Pías existen para servir a la causa de la educación integral, una educación inspirada y sostenida desde la fe en el Resucitado. Por eso, en estos días de Pascua, renovamos nuestro compromiso de seguir construyendo el Reino a través de los niños y jóvenes.

¡Feliz Pascua de Resurrección!

CLAVES DE RENOVACIÓN EN LAS ESCUELAS PÍAS

Con motivo del Año Jubilar escolapio, donde celebramos 400 años de caminar con Calasanz en las Escuelas Pías, se publicó este documento tan sugerente que conviene leer y releer… y más en este tiempo de revitalización que es cada Pascua.

Lo encontramos en http://www.escolapios21.org/wp-content/uploads/2019/04/Claves-de-revitalización.pdf

FRATERNIDAD ESCOLAPIA PARA UNAS ESCUELAS PÍAS MEJORES

El nacimiento de la Fraternidad de las Escuelas Pías, hace ya 30 años, no sólo está dando respuesta a cientos de personas que quieren vinculares con más intensidad a la vida, espiritualidad y misión escolapias… sino que están suponiendo un factor de renovación, una mayor capacidad para la misión, una abertura a los signos de los tiempos, una concreción de una iglesia más comunitaria y Pueblo de Dios, un enriquecimiento de la vida comunitaria en muchos lugares, una mayor convocatoria para jóvenes y adultos…

La Fraternidad escolapia es uno de los mayores impulsores de la siempre necesaria revitalización de las Escuelas Pías en todo el mundo.