Fraternidad de Emaús

Un poco (muy poco) de Historia…
Es imposible resumir en unas pocas líneas todos los hechos, los acontecimientos que han hecho posible la existencia de la Fraternidad Escolapia de Emaús… Sin duda, tendríamos que remontarnos muy atrás en el tiempo, recordar muchos nombres propios, rememorar un buen puñado de pequeños y grandes pasos…, porque somos resultado de muchas personas que han trabajado e impulsado la pastoral y la misión escolapia desde hace muchos años… Conviene empezar con un recuerdo agradecido a todas ellas.
Conviene recordar también que la realidad de la Fraternidad Escolapia como manera de entender la Iglesia, de vivir la fe, de compartir vida, misión y espiritualidad al estilo escolapio, tiene ya cierta solera. Aquí van las fechas de la constitución de las diversas fraternidades locales en las que cada miembro de la Fraternidad de Emaús comparte el día a día de su vida y misión: Itaka (Bilbao y Vitoria) en 1996, Lurberri (Pamplona y Tafalla) en 2001, Albisara (Granada) en 2003, Tolosa en 2005 y Guadalquivir (Sevilla y Córdoba) en 2008.
Entre otras muchas cosas, este itinerario de nacimiento de fraternidades locales, la creciente relación entre ellas y el inicio de la Provincia Emaús (enero de 2007) abrieron las puertas hacia la constitución de la Fraternidad provincial de Emaús, que vio la luz el 17 de enero de 2009.

Asamblea de la Fraternidad Albisara de Granada

 Los hitos que nos han hecho crecer…

  • El paso de grupos juveniles de pastoral a formar pequeñas comunidades cristianas.
  • El paso de comunidades vinculadas a los escolapios a constituirnos como Fraternidad Escolapia.
  • Los envíos a América o África para 3 años y a otras presencias de Emaús, por tiempo indefinido.
  • La encomienda de los ministerios escolapios de pastoral, educación cristiana y transformación social.
  • La Opción Definitiva por la Fraternidad.
  • La Fundación Itaka-Escolapios.
  • Los proyectos de presencia compartidos para avanzar en toda la realidad escolapia.
  • La Comunidad cristiana escolapia que nos convoca a todos, sobre todo en la Eucaristía semanal.
  • La realidad del Escolapio laico, integración carismática y jurídica, en algunos casos ya definitiva.
  • La diversidad de modelos comunitarios: comunidades conjuntas entre religiosos y laicos, algunas de ellas de techo, comunidades con encomienda específica, etc.
  • Los equipos conjuntos, la asunción de responsabilidades desde la fraternidad, etc.

Fraternidad Lurberri en un retiro en Beire (Navarra)

La Fraternidad de Emaús en datos…

  • 5 fraternidades locales: Itaka (Bilbao y Vitoria-Gasteiz), Lurberri (Pamplona-Iruña y Tafalla), Albisara (Granada), Tolosa y Guadalquivir (Sevilla y Córdoba). Por lo tanto, la Fraternidad de Emaús existe en las 8 presencias escolapias de Emaús s.r.
  • Somos poco más de 250 adultos, repartidos en 28 pequeñas comunidades, y más de 170 hijos/as.
  • La media de edad es 42 años y la franja de edad en la que hay más miembros es la que está entre los 30 y 40 años (99 personas).
  • El 57% son varones y el 43% mujeres. Dos tercios de los miembros están casados.
  • 4 de esas 28 comunidades son de techo: tres conjuntas (formadas por religiosos y laicos).
  • Cuenta con 24 escolapios religiosos, 7 escolapios laicos definitivos y 9 temporales.
  • 8 personas han sido enviadas a otras presencias de Vasconia y Andalucía.
  • En ella hay 13 ministros laicos de pastoral y 3 están en formación.
  • Hay siete ministros de la educación cristiana y tres de la transformación social.
  • Más de 50 personas enviadas para varios años a Venezuela, Brasil, Bolivia y Camerún desde 1995.
  • Cerca de 80 trabajan en colegios escolapios, asumiendo muchas responsabilidades.
  • Poco más de 20 personas se dedican profesionalmente a Itaka-Escolapios.
  • 186 han hecho la Opción Definitiva por la Fraternidad.
  • 250 jóvenes están en las etapas de catecumenado, discernimiento y opción.
  • Y es difícilmente cuantificable el número de voluntarios, monitores,…

Fraternidad Guadalquivir (Córdoba y Sevilla) en su asamblea de junio de 2012

Nuestra vida comunitaria

  • Reunión semanal para rezar, compartir vida e informaciones y formarnos con el plan común.
  • Otro encuentro semanal en la Eucaristía junto con el resto de la Comunidad cristiana escolapia.
  • Un retiro comunitario al trimestre.
  • Una tanda de Ejercicios de fin de semana al año (varias fraternidades locales juntas).
  • Dos asambleas anuales, al inicio y fin de curso.
  • Jornadas de reflexión, comisiones, propuestas, encuentros,…

Nuestra “vocación común” la resumimos en los siguientes puntos:

  • Participar en los dos encuentros semanales (reunión de la pequeña comunidad y eucaristía)
  • Mantener la oración personal
  • Compromiso personal a favor de los demás
  • Compartir el 10% de todos los ingresos a través de Itaka-Escolapios para proyectos escolapios
  • Compartir la vida y decisiones en la pequeña comunidad
  • Proyecto personal (y de pareja y de familia) para avanzar en la vida cristiana
  • Formación permanente
  • Disponibilidad a los requerimientos de la Fraternidad

Retiro de la Fraternidad de Tolosa

Cómo nos organizamos… y retos actuales

  • Consejo Provincial formado por el Provincial y por los miembros de los cinco consejos locales. Se reúne una vez al año para marcar líneas de fondo, compartir novedades, reflexionar líneas de fondo.
  • Este Consejo provincial nombra un Equipo Permanente que lleva el día a día de la Fraternidad.

Los desafíos (2011 – 2015) los recogemos como un decálogo que nos invita a soñar:

  1. La calidad de nuestra vida comunitaria.
  2. La diversidad vocacional.
  3. La diversidad de ministerios.
  4. Desarrollo del potencial de la Fundación Itaka – Escolapios.
  5. La Comunidad Cristiana Escolapia.
  6. Fortalecimiento del sujeto escolapio.
  7. Actualización de la misión escolapia y presencia entre los más pobres.
  8. El proyecto de familia cristiana.
  9. La Fraternidad General de las Escuelas Pías.
  10. El papel de la Fraternidad y de las Escuelas Pía en una Iglesia de futuro.

Eucaristía de la Fraternidad de Itaka

El Consejo de la Fraternidad General

En junio de 2011, a la vez que la constitución oficial de la Fraternidad General, se nombraba un Consejo para impulsar la marcha de las fraternidades existentes, animar el nacimiento de las nuevas y hacer presente a las Fraternidades escolapias donde fuera necesario.
Ese Consejo lo forman:

  • Alberto Cantero, de la Fraternidad Itaka de Emaús. Escolapio laico (integración también jurídica). Padre de familia con tres niños. Físico y antropólogo. Secretario provincial de colegios de la Provincia de Emaús.
  • Nidia Rosario Ciprián, de la Fraternidad de La Romana de República Dominicana. Madre de familia. Maestra y directora del colegio escolapio de esta ciudad.
  • Leonardo Henao, de la Fraternidad de Valencia de Venezuela. Padre de familia. Maestro y responsable de pastoral de los colegios escolapios de esta ciudad, así como del equipo viceprovincial de pastoral.
  • Constanza de las Marinas, de la Fraternidad de Valencia de la nueva Provincia de Betania. Madre de familia. Diseñadora gráfica. Trabaja en la sede valenciana de la Fundación Itaka – Escolapios.
  • Javier Aguirregabiria, Delegado del P. General para la integración carismática y la misión compartida. Religioso y sacerdote escolapio. En la Fraternidad de Bilbao, de Emaús. Asistente provincial de misión evangelizadora en la Provincia de Emaús.

De izquierda a derecha: Javier, Nidia, Alberto, Constanza y Leonardo

Escolapios de toda España participan en el Congreso Nacional de Pastoral Juvenil

Grupo de escolapios en un receso de las jornadas. Escolapios, multiplicando vida!!!
Escolapios, religiosos y laicos, de las cuatro provincias españolas (Betania, Cataluña, Emaús y Aragón) participaron el pasado fin de semana en el Congreso Nacional de Pastoral Juvenil que tuvo lugar en Valencia. Fueron 34 personas –entre religiosos y agentes de pastoral– las que asistieron en las actividades, charlas y talleres que se organizaron durante los tres días del Congreso. Una buena oportunidad para encontrarse y compartir inquietudes entre los escolapios y demás congregaciones y movimientos.
El evento contó con la participación también de la Revista de Pastoral Juvenil, la decana de las revistas de pastoral con jóvenes que edita la Escuela Pía, que participó con un pequeño stand en la zona del Café. En la página de la RPJ podréis encontrar las primeras conclusiones suscitadas por el Congreso.

Itaka – Escolapios, importante novedad en las Escuelas Pías

La Fundación Itaka – Escolapios nace en marzo de 2001. Aporta una gran novedad a las Escuelas Pías:

  1. Es una entidad creada y sostenida por Demarcaciones y Fraternidades escolapias. esto es nuevo para las demarcaciones, para las fraternidades… y para la mutua relación.
  2. Es una red que implicas, además de la Congregación General, a unas cuantas realidades escolapias: Aragón, Bolivia, Brasil, Camerún, Emaús, Filipinas, India, Valencia, Venezuela y otras con las que se colabora.
  3. Es una plataforma institucional de misión escolapia compartida: lleva adelante más de cien proyectos en los países indicados.
  4. Es un excelente complemento para la acción de los colegios y un trampolín para obras sociales y de educación no formal.
  5. Es una oportunidad de interrelación escolapia y de compartir recursos materiales, humanos y de conocimiento.
  6. Es una riqueza para la revitalización de las Escuelas Pías.

Podemos obtener información actualizada en http://www.itakaescolapios.org/

Revitalizar las Escuelas Pías

El gran objetivo escolapio de la actualidad es revitalizar las Escuelas Pías. Fue un lema del último Capítulo General de 2009 y sigue resonando constantemente.
Para esta revitalización se necesita:

  1. Crecer en el “nosotros escolapio” con nuevas vocaciones religiosas escolapias, con una formación inicial y permanente de calidad, con comunidades vivas centradas en Jesús y en la misión. Y también manteniendo abiertas las puertas de las Escuelas Pías a quien quiera colaborar, a la misión compartida, al carisma compartido en Fraternidad, a la integración jurídica en la propia Orden.
  2. Avanzar en nuestra misión escolapia en la labor educativa y pastoral de nuestros centros educativos, en la respuesta a tantas llamadas de nuestro entorno, en los cientos de proyectos sociales y de educación no formal que impulsamos, en nuevas plataformas de misión, en una actitud permanente de convocar a más personas para esta misión tan necesaria.
  3. Configurar las Escuelas Pías de nueva forma, aunando algunas demarcaciones, constituyendo otras nuevas, fundando nuevas presencias, trabajando cada vez más en red, compartiendo recursos humanos y económicos y de conocimiento.

En ello estamos. Hemos de multiplicar vida con nuestra propia vida.